domingo, 17 de junio de 2018

El Reino de Dios crece dentro de ti por el poder del Espíritu

Nuestra misión es llevar la palabra de Dios a todos los rincones del planeta y por sobre todo predicar las enseñanzas de Jesús, doctrina de la Iglesia. Te pedimos que ores por nosotros.
Versión para móviles: Clic aquí
Comparte el Evangelio en las redes sociales
Diálogo con Jesús
Bendito seas Señor y alabado sea tu Nombre para siempre. Gracias por tu amor que me llenará de fuerzas en este día para no caer ni desfallecer en los desafíos que se me presentarán. Tú amor es el que me hace recobrar la fortaleza y me hace estar más feliz y menos preocupado. Recurro a tu Espíritu Santo para que siempre abogue por mi salud y la de los míos. Te pido por mi familia para que los hagas mejores seres humanos y luchen también cada día para vencer sus defectos, así como también yo lo intento. Gracias por cuidarme y hacerme sentir tranquilo. Amén
Evangelio del día: El Reino de Dios crece dentro de ti por el poder del Espíritu
Marcos 4,26-34 - XI domingo tiempo ordinario: ¿Con qué compararemos el Reino de Dios? ¿Con qué parábola lo podremos representar?

Evangelio según San Marcos 4,26-34

Parábola de la semilla que crece por sí misma y la de mostaza: En aquel tiempo, Jesús dijo a la multitud: "El Reino de Dios se parece a lo que sucede cuando un hombre siembra la semilla en la tierra: que pasan las noches y los días, y sin que él sepa cómo, la semilla germina y crece; y la tierra, por sí sola, va produciendo el fruto, primero los tallos, luego las espigas y después los granos en las espigas. Y cuando ya están maduros los granos, el hombre echa mano de la hoz, pues ha llegado el tiempo de la cosecha." Les dijo también: "¿Con qué compararemos el Reino de Dios? ¿Con qué parábola lo podremos representar? Es como una semilla de mostaza que, cuando se siembra, es la más pequeña de las semillas; pero una vez sembrada, crece y se convierte en el mayor de los arbustos y echa ramas tan grandes, que los pájaros pueden anidar a su sombra." Y con otras muchas parábolas semejantes les estuvo exponiendo su mensaje de acuerdo con lo que ellos podían entender. Y no les hablaba sino en parábolas; pero a sus discípulos les explicaba todo en privado"Palabra del Señor

Reflexión del Papa Francisco

Cuando Jesús explicaba en las parábolas cómo era el reino de Dios, utilizaba siempre palabras serenas, tranquilas y utilizaba también figuras que decían que el reino de Dios estaba escondido.
Así, Jesús compara el reino a un mercader que busca perlas finas aquí y allá o bien, a otro que busca un tesoro escondido en la tierra. O decía que era como una red que acoge a todos o como la semilla de mostaza, pequeñita, que luego llega a ser un árbol grande.
En definitiva, el reino de Dios no es un espectáculo. Precisamente el espectáculo, muchas veces, es la caricatura del reino de Dios. En cambio, el reino de Dios es silencioso, crece dentro; lo hace crecer el Espíritu Santo con nuestra disponibilidad. Pero crece lentamente, silenciosamente.
"¿Tú eres cristiano?...Sí ¿tú crees en Jesucristo?... Sí ¿Crees en los sacramentos?... Sí ¿Crees que Jesús está allí y que ahora viene aquí?... Sí, sí, sí..."
Y, entonces, ¿por qué no vas a adorarlo, por qué no vas a la misa, por qué no comulgas, por qué no te acercas al Señor, para que su reino crezca dentro de ti?
Por lo demás, el Señor jamás dice que el reino de Dios es un espectáculo. Cierto, es una fiesta, pero es distinto. Es una fiesta bellísima, una gran fiesta. Y el cielo será una fiesta, pero no un espectáculo.
Y es lo que sucede, a veces, en las celebraciones de algunos sacramentos, dijo invitando a pensar especialmente en las bodas.
Tanto que tenemos que preguntarnos: ¿Esta gente vino a recibir un Sacramento, a hacer fiesta como en Caná de Galilea, o vino hacer el espectáculo de la moda, de hacerse ver, de la vanidad?.
Al contrario del espectáculo, está la perseverancia de muchos cristianos que llevan adelante la familia: hombres, mujeres que se preocupan por sus hijos, que llegan a finales de mes con menos de un euro solamente, pero oran.
Y el reino de Dios está allí, escondido en esa santidad de la vida cotidiana, esa santidad de todos los días. Porque el reino de Dios no está lejos de nosotros, está cerca.
El reino de Dios es humilde, como la semilla: humilde; pero se hace grande por el poder del Espíritu Santo. Y a nosotros nos toca dejarlo crecer en nosotros, sin gloriarnos.
Dejar que el Espíritu venga, nos cambie el alma y nos lleve adelante en el silencio, la paz, la quietud, la cercanía a Dios, a los demás, sin espectáculos. (Cf Papa Francisco, Homilía en Santa Marta, 13 de noviembre de 2014)

Oración de Sanación

Mi Señor, Solo en Ti puedo encontrar la fuerza de la misericordia que llena de paz mi vida, de esperanza, levanta el alma y me hace caminar confiado.
Estoy convencido que estás por encima de todo. Tú eres el Hijo de Dios, el Rey de reyes y me has hablado del Reino del Padre porque procedes de Él.
En Ti espero la vida eterna, esa vida nueva que inició con mi bautismo y que con mis faltas la he oscurecido yéndome por caminos errados y lejos de Ti.
Sáname de todas esas heridas que causan desolación a mi alma. Sé que Tú todo lo puedes, Tú eres capaz de hacer brillar hasta el más oscuro pecador.
En tus llagas esparciste la misericordia divina, me abriste el camino a la salvación y me hiciste sentir una persona valiosa y merecedora de tu Gracia.
Creo en Ti, en que vas derramando bendiciones a todo el que acepta tu amor y deja atrás su vida pecaminosa, descubriéndote como el más grande tesoro.
Confío, en que en estos momentos me bendices y así como el Padre te ama, Tú me amas de igual modo. Bendito seas mi Jesús, mi Señor, mi Salvador.
Contigo no hay miedo que valga, no hay problema que no quede sin solución, porque a tu lado experimento consuelo, seguridad y protección. Amén

Propósito para hoy

Hoy comulgaré con entera devoción y ofreceré la Comunión de Rodillas (si físicamente puedo) por todas las Intenciones de la Santa Iglesia

Frase de reflexión

"Pidamos al Señor la gracia de no hablar mal de nadie, de no criticar, de no chismorrear, de querer a todos". Papa Francisco
Comparte el Evangelio en las redes sociales
Artículos de interés
santa teresa de portugal madre y religiosa reina de portugal
Píldoras de Fe es un Portal Católico de noticias y reflexiones. Súmate a nuestros esfuerzos. Si está en tus posibilidades realiza un donativo y ayúdanos a seguir construyendo el Reino de Dios. Danos una mano amiga. Dios te recompensará a ti y a los tuyos.
Suscríbete a nuestros Listados: Suscríbase aquí
¿No desea recibir más nuestros emails? Darse de baja aquí: Cancelar suscripción
PildorasdeFe.net | Caracas, Distrito Capital, CP:1010, Venezuela | @Copyright 2018

sábado, 16 de junio de 2018

No hacer juramentos. Que tus palabras siempre sean sinceras

Nuestra misión es llevar la palabra de Dios a todos los rincones del planeta y por sobre todo predicar las enseñanzas de Jesús, doctrina de la Iglesia. Te pedimos que ores por nosotros.
Versión para móviles: Clic aquí
Comparte el Evangelio en las redes sociales
Diálogo con Jesús
Oh mi Señor, que inmensa alegría la que siento cada vez que me despierto y me encuentro contigo en la oración y poder sentirte a mi lado aliviándome las cargas y dándome la fuerza para continuar. Ayúdame a que las cosas del mundo no me roben tu atención, a hacerle frente a las dificultades sin perder la fe ni la paciencia. Quiero vivir el hoy haciendo lo que te agrada, pues eso me hace feliz. Dame el discernimiento necesario para tomar las mejores decisiones y nunca perder la confianza. Te amo Señor. Aumenta mi fe y dame siempre manifestaciones de tu amor en mi día a día. Amén
Evangelio del día: No hacer juramentos. Que tus palabras siempre sean sinceras
Mateo 5,33-37 - X sábado tiempo ordinario: Cuando digan SÍ, que sea SÍ, cuando digan NO, que sea NO. Lo que se dice de más viene del demonio

Evangelio según San Mateo 5,33-37

No realizar ningún juramento: "En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: Ustedes han oído también que se dijo a los antepasados: No jurarás falsamente, y cumplirás los juramentos hechos al Señor. Pero yo les digo que no juren de ningún modo: ni por el cielo, porque es el trono de Dios, ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies; ni por Jerusalén, porque es la Ciudad del gran Rey. No jures tampoco por tu cabeza, porque no puedes convertir en blanco o negro uno solo de tus cabellos. Cuando ustedes digan "si", que sea sí, y cuando digan "no", que sea no. Todo lo que se dice de más, viene del Maligno". Palabra del Señor.

Reflexión del Papa Francisco

[...] Jesús dice a sus discípulos que no juren, en cuanto el juramento es signo de la inseguridad y de la falsedad con que se desarrollan las relaciones humanas.
Con esto, se instrumentaliza la autoridad de Dios para dar garantía de nuestras vicisitudes humanas.
Más bien estamos llamados a instaurar entre nosotros, en nuestras familias, en nuestras comunidades, un clima de transparencia y de confianza recíproca, de modo que podamos ser considerados sinceros sin recurrir a intervenciones superiores para ser creídos.
La desconfianza y la defidencia recíproca siempre amenazan la serenidad.
Que la Virgen María, mujer de la escucha dócil y de la obediencia feliz, nos ayude a acercarnos cada vez más al Evangelio, para ser cristianos ¡no "de fachada", sino de sustancia!
Y esto es posible con la gracia del Espíritu Santo, que nos permite hacer todo con amor, y así cumplir plenamente la voluntad de Dios. (Extracto de la reflexión antes del rezo del Ángelus, 12 de febrero 2017)

Oración de Sanación

Señor, gracias porque a través de tu amor me has hecho sentir que nací para ser feliz y para superarme en cada reto que se presenta en mi día a día.
Lléname hoy con tu gracia para tener los ojos abiertos y no tropezar ante las dificultades de la vida y dame la serenidad que necesito para afrontarlas.
Tú me insistes en todo momento que la amistad que tienes para mí es eterna si vivo fiel a tu Palabra y sin miedo de cumplir tus mandamientos.
Tú te alegras cuando respeto, quiero y brindo momentos felices a los demás. Quiero hacerlo sin aprovecharme ni tomar nunca tu Nombre en vano.
No quiero hacer ningún tipo de juramento que después rompa y te falle de una peor manera. Haz descansar tu Espíritu de fortaleza en mi corazón.
Que pueda cumplir las cosas sin necesidad de promesas, no para quedar bien ante el mundo, sino para darte Gloria y enaltecer tu Santo Nombre.
Llena mis días de tu presencia como ese amigo fiel que no falla. Toma mi corazón entre tus manos y hazle sentir la paz y la permanencia de tu amor.
Llévate mis tristezas, sana mi corazón. Dale certeza a mis palabras. Todo te lo entrego, todo es tuyo. Te amo y confío en tu guía y protección. Amén

Propósito de hoy

Leer la primera Carta de San Juan (es muy cortita) Meditar lo que Dios quiere decirte allí. Compártelo con tu familia.

Frase de reflexión

"Cuando el Espíritu Santo habita en nuestros corazones, nos hace comprender que el Señor está cerca y nos cuida". Papa Francisco
Comparte el Evangelio en las redes sociales
Artículos de interés
santos julita y quirico madre e hijo martires
Píldoras de Fe es un Portal Católico de noticias y reflexiones. Súmate a nuestros esfuerzos. Si está en tus posibilidades realiza un donativo y ayúdanos a seguir construyendo el Reino de Dios. Danos una mano amiga. Dios te recompensará a ti y a los tuyos.

viernes, 15 de junio de 2018

El adulterio se concibe con los malos deseos del corazón

Nuestra misión es llevar la palabra de Dios a todos los rincones del planeta y por sobre todo predicar las enseñanzas de Jesús, doctrina de la Iglesia. Te pedimos que ores por nosotros.
Versión para móviles: Clic aquí
Comparte el Evangelio en las redes sociales
Diálogo con Jesús
Padre amado, quiero pedirte hoy que me ayudes a realizar los planes que tengo y tener claridad mental para saber sobreponerme a cada situación. Que pueda tomar las mejores decisiones. Te amo y quiero confiarte a cada una de las personas con las que hoy voy a encontrarme. Dale paz a mi corazón para actuar de la mejor manera y que tu luz brille a través de mí. Gracias por tu actuación poderosa en mi vida y por las gracias que me das para aliviarme el sufrimiento. Confío en que ahora me bendices y no dejarás que caiga derrotado ante ningún problema que se me presente. Amén
Evangelio del día: El adulterio se concibe con los malos deseos del corazón
Mateo 5,27-32 - X viernes tiempo ordinario: El que mira a una mujer deseándola, ya cometió adulterio con ella en su corazón

Evangelio según San Mateo 5,27-32

El grave pecado del adulterio: "En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: Ustedes han oído que se dijo: No cometerás adulterio. Pero yo les digo: El que mira a una mujer deseándola, ya cometió adulterio con ella en su corazón. Si tu ojo derecho es para ti una ocasión de pecado, arráncalo y arrójalo lejos de ti: es preferible que se pierda uno solo de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea arrojado a la Gehena. Y si tu mano derecha es para ti una ocasión de pecado, córtala y arrójala lejos de ti: es preferible que se pierda uno solo de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea arrojado a la Gehena. También se dijo: El que se divorcia de su mujer, debe darle una declaración de divorcio. Pero yo les digo: El que se divorcia de su mujer, excepto en caso de unión ilegal, la expone a cometer adulterio; y el que se casa con una mujer abandonada por su marido, comete adulterio". Palabra del Señor.

Reflexión del Papa Francisco

[...] El adulterio era considerado una violación al derecho de propiedad del hombre sobre la mujer.
En cambio Jesús va a la raíz del mal. Así como se llega al homicidio a través de las injurias, las ofensas y los insultos, del mismo modo se llega al adulterio a través de las intenciones de posesión con respecto a una mujer diversa de la propia esposa.
El adulterio, como el robo, la corrupción y todos los demás pecados, son concebidos primero en nuestro ámbito íntimo y, una vez realizada en el corazón la elección equivocada, se ponen en práctica en el comportamiento concreto.
Y Jesús dice: el que mira a una mujer que no es la propia con ánimo de posesión, es un adúltero en su corazón. Ha comenzado el camino del adulterio.
Pensemos un poco sobre esto: los pensamientos malos que vienen en esta línea". (Extracto de la reflexión antes del rezo del Ángelus, 12 de febrero 2017)

Oración de Sanación

Mi Señor, quiero entregarte hoy mis fuerzas desgastadas por las continuas luchas que vivo. Las pongo bajo tu disposición esperando tu renovación.
Me abandono en tus manos, me cobijo en tu presencia, sé que no me dejarás solo en medio de la tormenta ni me harás desfallecer en las adversidades.
Abro hoy mi corazón, llénalo de vida e impulso para salir adelante. Revístelo con tu poder para que no entre en él, el desánimo por los fracasos.
Tú me propones un camino para mi felicidad y me avisas de las trampas de caer en las tentaciones de la carne y del espíritu para que no me roben la paz.
La más grave falta que yo podría cometer es despreciar tu gracia y compañía. Caer en el adulterio espiritual, buscando soluciones donde no estás Tú.
No quiero que mis malas emociones tomen el control de mi vida y manejen mis acciones, conduciéndome por caminos que no son los tuyos.
Sé, que no hay error que no pueda enmendar, fracasos que no pueda superar, oscuridad de la que no pueda salir, con tu amor puedo mejorar.
Que jamás mi alma se separe de Ti ni traicione el más puro sacrificio de amor con el que me diste el regalo de tu salvación. Gracias por tu protección. Amén

Propósito de hoy

Ofreceré un novenario de intención por aquellas almas olvidadas del purgatorio de las que nadie se acuerza rezar.

Frase de reflexión

"Tenemos mucha necesidad de oración y de penitencia para implorar la gracia de la conversión y el final de las guerras en el mundo". Papa Francisco
Comparte el Evangelio en las redes sociales
Artículos de interés
santa germana cousin pastorcita mistica patrona de las victimas de abuso infantil
Píldoras de Fe es un Portal Católico de noticias y reflexiones. Súmate a nuestros esfuerzos. Si está en tus posibilidades realiza un donativo y ayúdanos a seguir construyendo el Reino de Dios. Danos una mano amiga. Dios te recompensará a ti y a los tuyos.